El Parlamento gallego aprobó ayer, con los votos del PP, la ley de medidas fiscales y administrativas de los presupuestos, que en su título IV incluye una nueva regulación de la ordenación provisional que ampara el urbanismo en aquellos ayuntamientos en los que el Plan General haya sido anulado, como Vigo y Ourense. La medida, incluida dentro del paquete de 21 leyes modificadas por la denominada ley de acompañamiento, fue pactada la semana pasada por el PP y el PSOE en la comisión de economía de la Cámara gallega.

El sector sigue de cerca la evolución de esta normativa, que tras su aprobación definitiva y entrada en vigor podría aplicarse en Vigo. Por el momento, Abel Caballero no ha querido valorar lo que supondría esta nueva vía intermedia, que permitiría volver a tener como referencia el PGOM de 2008 -anulado por el Supremo- en el caso de licencias firmes concedidas mientras estaba en vigor, por ejemplo.

Empresarios, arquitectos y aparejadores coinciden en que esta medida provisional aporta una mayor seguridad jurídica al sector tras el varapalo sufrido en los últimos años con la crisis económica, primero, y la anulación del PGOM, en noviembre de 2015.

Fuente : farodevigo.es

(Visitado 26 veces, 1 visitas hoy)